< Home
/ Actualidad

BUSCAR

Invitada por la cadena de radio alemana WDR-funkhaus europa, Mariem Hassan dispuso de un intenso fin de semana -29 de junio a 1 de julio, 2007- para volver por sus fueros y dejar muy claras un par de cosas.

MARIEM HASSAN

 

  Que la crisis generada por su enfermedad y la desaparición de Baba Salama está definitivamente superada.

Que su plenitud artística no va a dejar de depararnos sorpresas como la del 1 de julio en el Stadtgarten.

La única sombra que flotó en el ambiente fue el boicot a Mariem Hassan que el grupo marroquí Gnawa Crossroads planteó por el simple hecho de ser artista saharaui y presentarse como tal: súbdita de la RADS (República Árabe Democrática Saharaui). Actitudes como esa lo único que evidencian es la irritación que les produce que una artista de su categoría triunfe en la escena internacional como la voz indiscutible del pueblo saharaui.

En la actuación del sábado en el SUMMER STAGE, un festival al aire libre en el que, además de Mariem y los marroquíes, actuaron el egipcio Hakim y los franco-argelinos Madioko + Rafika, asistimos a un concierto en el que el repertorio habitual de Mariem ha ganado en definición imprimiendo una dinámica a su desarrollo que se echaba en falta últimamente. El potente bajo de Kepa Osés, la guitarra solista de Josemi Sánchez, los rifs saharauis de Saleh Hamed y la percusión de Vadiya Mint el Hanevi, enmarcan ahora a la perfección el canto sin par de Mariem.

Luego, el domingo por la mañana, Francis Gay, productor de la Matinée que tuvo lugar en el Stadtgarten, sorprendió a Mariem pidiéndole que colaborara en directo con los otros dos grupos, Speed Caravan y Madioko + Rafika, que participaban ese día en el programa que retransmitía la radio.

Con Speed Caravan (laúd, bajo y ordenador) Mariem se marcó un “Mawal” de antología. El fantástico laúd eléctrico de Speed fue replicando a cada uno de los fraseos de Mariem con un poderío sobrecogedor.

Cuando ya todo el mundo dejaba el escenario, Francis, para ponérselo más complicado aun a Mariem, como punto final y sin previo aviso, pidió a los tres grupos que hicieran algo juntos. Se decidieron por un tema de los pastores argelinos que había cantado antes Rafika, “Ellelli Lua”, y Mariem superó el envite con una de sus genialidades.

Afortunadamente ambos temas los conserva celosamente la radio Funkhaus Europa. Suerte que tienen los alemanes... y los demás, también.