EL LEGADO DE NUBENEGRA: Septeto Santiaguero – La jelenguera

“La jelenguera” presta su nombre al tercer álbum del Septeto Santiaguero.

-¿Pero el CD no se titula LA CHISMOSA?

¡Sí, claro! Lo que sucede es que en Cuba una jelenguera -de jelengue: cachondeo- es una chismosa, una mujer metomentodo que no hace más que enredar y crear confusión con sus cotilleos.

Con este trabajo el Santiaguero entra en el siglo XXI de la mano de una de sus formaciones más sólidas y creativas. Al trío vertebral de Fernando Dewar, Inocencio Heredia “Chencho” y Rudens Matos “El Chiquitín”, junto con los originales Adolfo Aguilera y José Delgado “El Pepe”, se les unen Reynaldo Caballero “Rey” (voz y calves), procedente de La Idea, y Miguel Jiménez “Miguelito”, procedente del Septeto Naborí. Uno, con sus agudos vocales maravillosos, y el otro con esa trompeta jazzera inconfundible.

Continuar leyendo “EL LEGADO DE NUBENEGRA: Septeto Santiaguero – La jelenguera”

EL LEGADO DE NUBENEGRA: Septeto Santiaguero, “Montuneando”

 

¡ATENCIÓN, LLEGA EL MONTUNO!

“Montuneando”, es decir desarrollando y gozando el montuno. Esa parte mágica del son en la que los músicos y cantantes improvisan dando rienda suelta a sus habilidades y sensaciones musicales.

En las giras con el Septeto Santiaguero, yo estaba siempre atento al instante sublime en el que Fernando Dewar desencadenaba con su tres la parte más salvaje de la canción. El jefe daba el pié para que cada cual se explayara; y que unos y otros se contestaran, tejiendo una tupida trenza musical, que hacía que tu pecho se llenara de aire, hasta no poder más, y lo soltara con brío en comunión con todos los presentes.

Continuar leyendo “EL LEGADO DE NUBENEGRA: Septeto Santiaguero, “Montuneando””

EL LEGADO DE NUBENEGRA: Septeto Santiaguero, “El ayudante del lechero”

“El Santiaguero es un septeto joven que tiene mucho futuro. Esos muchachos, si trabajan, pueden llegar lejos.”

Con este aval de Pancho Cobas, y siguiendo su consejo, me fui al concierto de los cubanos. En Suristán, si no me falla la memoria.

Unos españoles, que los habían conocido en Santiago de Cuba, enamorados de su música, se los habían traído a la península, convencidos de encontrar alguna discográfica que apostara por ellos.

¡Qué razón tenía el jefe de la Vieja Trova Santiaguera!

Continuar leyendo “EL LEGADO DE NUBENEGRA: Septeto Santiaguero, “El ayudante del lechero””