Comprar M�sica/Buy Music



< Home / Catalogo >

BUSCAR



En Iran di fanka’s, Bidinte convoca a los espíritus buenos, aquellos que continuamente rondan alrededor de su cabeza, para que liberen sus energías positivas e inunden sus canciones de esperanza, de optimismo y de alegría. Parece que el conjuro le ha dado resultado. Ahí están 12 números que pivotan entre dos centros de gravedad, Guinea Bissau y el flamenco.

Producido por Alberto Gambino, el segundo trabajo discográfico ha seguido contando con la colaboración extraordinaria de Paco Cruz. En media docena de temas el guitarrista andaluz ha sabido trasladar las ideas musicales de Bidinte a territorios fronterizos con el flamenco, en los que todo rueda con una dinámica muy poco convencional.

En el resto, África fluye libremente, a borbotones, con suma intensidad. El ritmo a tumba abierta y la melodía desbocada. David Owono (bajo y guitarra), Alex Ikot (batería), ambos de Guinea Ecuatorial, y Mila (coros) de Angola, han hecho su trabajo. Y también Jorge Pardo (saxo y flauta), que no ha querido perderse la ocasión de apoyar, una vez más, a su buen amigo.

Iran di fanka´s confirma las expectativas despertadas por Bidinte en Kumura, un disco grabado en circunstancias inciertas pero que supuso un impecable debut del cantante y compositor de Guinea Bissau. En Iran di fanka´s, la cabeza y el corazón van de la mano. Bidinte, como fino observador, reacciona a todo lo que sucede a su alrededor. En sus canciones, además de aportar todo lo que se trajo de África, ritmos y melodías, nos transmite su análisis conmovedor y conmovido de aquello que le inquieta o le fascina. Emoción en estado puro, que gracias a estos genios beneficiosos, llega envuelta en un mensaje cargado de ilusiones a las que no debemos defraudar.

Bidinte canta en criollo portugués. Los textos de sus canciones -bellos e inteligentes a la vez- están transcritos y traducidos al castellano y al inglés. Es una ocasión idónea para escuchar atentamente lo que nos lleva intentando decir desde hace casi una década en que apareció por estos pagos. Y no sólo porque por que tenga razón, sino porque esa razón es la razón de tantos hombres y mujeres que desde un continente inmenso se acercan a nosotros con las manos abiertas.

Comprar


The poet of Guinea-Bissau presents a bright new work, the second step on the path opened by Kumura, his splendid debut album. Three strong mainstays: the rhythms of West Africa, gentle melodies with thoughtful lyrics and a relish of flamenco guitar taste; combined by a great creator, Bidinte.

Iran di fanka´s calls upon gentle spirists and vital breath to take care of the African continent, the people and their way of life. The Portuguese creole tongue gives a special sweetness to his songs: hopeful, soft and nostalgic.

Comprar


Imagino que habrá quien no esté de acuerdo, pero por mí parte he de decir que considero que Bidinte es el más interesante de todos los artistas africanos radicados en España. Su maravillosa voz, sus melodías emocionantes y unos textos increíbles, magníficos, abarrotados de imágenes, en los que brilla la voz de un poeta y, al mismo tiempo, toda la sabiduría africana, constituyen suficientes elementos como para llegar a esa conclusión. Cantante y multiinstrumentista, Bidinte ya mostró parte de sus poderes en su primer disco. Pero ahora los confirma definitivamente con este segundo trabajo, que fue anticipado ya en el álbum colectivo de La Banda Negra. Inspirado por el "gumbe" (más que un estilo, una conjunción de estilos) de su tierra, Guinea Bissau,Bidinte ha dado rienda suelta en esta ocasión a su fértil inspiración, y en lugar de encauzarla y encorsetarla, ha optado por dejarla libre y fluida como el agua.

Con la respetuosa producción de Alberto Gambino, ha facturado un disco lírico, intimista y hermoso, que se inicia con Nha cumbossa, una historia de celos con texto casi surrealista, que comienza en clave percusiva para terminar a caballo entre el safari mandinga y la "juju music" más hipnótica. Mandjuanda di sambassuga parece albergar un cierto resentimiento contra una sociedad (la nuestra), que no acepta al inmigrante. Pero lo dice con palabras poética y una deliciosa cadencia. En Caminho di n´tchanha se acerca al sonido "afrobeat" mientras habla de la dureza de la vida. Acordeón, saxo, y guitarra flamenca acompañan la bonita historia de amor y partida de N´na dau um beijo. La nostalgia aparece en la maravillosa Pena di nha terra. Y el disfrute sonoro y la pena en el alma continúa con esa melancólica balada africana que es Boneca di oss, con el drama de los refugiados que relata en Acampamentos a ritmo de soukous o con el dramatismo de Mame sagrado. La poesía de Cantiga paÁlana, la tradición de Considjo di garandis o el "afrojazz" de N´djuramenta bôs ofrecen nuevos argumentos a un disco excelente, que se completa con la escalofriante Samba da emigraçao, sin duda la mejor canción aparecida en España en 2001. Pura emoción.

Luis Lles
Del Sur, noviembre-diciembre 2001.

La herencia lusa con un pelín de fado y morna se materializa en la calidez de la voz africana y la tierna poesía de Bidinte (Guinea Bissau). Pero el sonido de este disco no sería entendible sin los años que este eximio guitarrista, percusionista, compositor y cantante lleva en Madrid. Muy interesantes los cruces con las guitarras flamencas.

Fernando Iñiguez
Efe Eme, enero 2002

The arrival of Guinea-Bissau musician Bidinte Santa´s CD Iran di Fanka´s has been one of the most pleasurable musical discoveries of recent years. Every one of the 12 songs seems to include a surprise musical variation that is just delightful. Obvious West African influences are included, but some of the combinations of melody, rhythm and intrumentation are breathtakingly innovative.
A simple Nigerian sounding Fuji of Juju-style percussive motif opens the disc with Bidinte´s sweet and controlled voice, and Manding guitars weaving around the rhythm. Portuguese lyrics and acoustic guitars pervade much of the material giving a strong Brazilean feel, but there are other musical twists. Track three, Caminho di N´tchanha, sounds like a Manu Dibango ´70s makossa piece, while track seven, Acampamentos, has some fine Congolese sounding guitar underpinned by Senegalese percussion. Having been recorded in Spain there are also strong flamenco elements and the supporting musicians deserve high praise for their exemplary contributions.
I don´t wish to give the impression that this is one of those "throw everything at the wall and see what sticks" recordings. Despite the diversity of styles, Iran di Fanka´s flows well and Bidinte has musical talent -vocally, instrumentally and compositionally - that deserves to be widely exposed.

Martin Sinnock
Songlines Winter 2001