Comprar M�sica/Buy Music



< Home / Catalogo >

BUSCAR



Si Sudaniyat aportaba su particular visión de la música del Sudan, en Let me be pasa ya a hablar de sus propias experiencias, del duro panorama al que se enfrenta el pueblo sudanés, injustamente gobernado, de la cruel situación en que viven miles de inmigrantes en esta parte del mundo, y tambien de sus ilusiones, sus nostalgias y anhelos intimos.

Para que el mensaje, lanzado a los cuatro vientos, pueda ser escuchado en todas partes, Rasha canta, ademas de en su lengua vernácula, también en inglés y en castellano.

La música de todas las canciones es obra de Patxi Pascual, productor, asimismo, de Let me be. Patxi, que ya puso algún saxo en Sudaniyat, lleva desde entonces trabajando con Rasha. La compenetración que se ha establecido entre ambos le ha capacitado para dar forma a las inquietudes musicales de la cantante con unas composiciones que sustentan a la perfección sus textos.

Let me be, mejor album 2001 por los premios Villa de Madrid de música popular y considerado de los mejores del año por Todas las Novedades.

Comprar


With eleven new songs, Rasha reflects with her personal view and attitude the situation of her people in Sudan - a mixture of homesickness, hopes and wishes. It´s more lush music, building bridges from the Orient to the Western world. The fact that everything is about her country and its current situation makes the record highly political and controversial. All compositions and songs are written and produced by Patxi Pascual, who was already remarkable with his soulful playing on the saxophone on Rasha´s hit Azara Alhay.

Buy

Let me be es un álbum hermoso y cautivador, la gozosa confirmación de una de las grandes estrellas de la moderna música africana.

Luis Lapuente.
Efe Eme. Diciembre 2000

Rasha consigue que nuestra imaginación vuele hasta los desiertos y las sabanas de Sudán, el país más vasto de África. Tanto como su voz inabarcable y mágica.

Luis Lles
Rock de Lux. Marzo 2001

Let me be showcases the extraordinary abilities of Rasha to blend genres effortlessly as her singing defies all musical boundaries melting elements of Arabian-African beats with jazz, soul, funk, blues and reggae.

Midwest Book Review