Comprar M�sica/Buy Music



< Home / Catalogo >

BUSCAR



En este disco compacto, se quiere reflejar el panorama actual de la música saharaui. La evolución de la estructura tradicional mediante la aportación original de los autores y compositores. El papel determinante de la guitarra eléctrica en este desarrollo y algunos apuntes sobre la participación de otros instrumentos modernos que empiezan a incorporarse.

Destaca la presencia de Nayim Alal, fantástico guitarrista, que domina también la percusión y el acordeón. Es además un excelente compositor y buen cantante.
No olvidamos esa voz que viene de lo más profundo de los tiempos: Mahfud Alien. Ni la calidad de Jalihena, los primeros escarceos de Hafed Mayub y el camino particular de Ali Mohamed.

Producción musical Alberto Gambino.

Comprar


The actual panorama of Saharan music. The evolution from the traditional structure through the original contributions of writers and composers, specially the poet Nayim Alal.
Nayim Alal is a superb guitar player that plays the drums and the accordeon as well. He is an excelent composer and good singer.
Special mention for the incredible voice of Mahfud Alien, and the role of Jalihena, Hafed Maybu and Ali Mohamed.


Buy

La variedad y coherencia con que se han ordenado los materiales en Sáhara tierra mía, hacen justicia a la brillantez de los contenidos musicales. Entre las piezas de fáctura modal, con unos arreglos de guitarra que traen a la memoria las grabaciones de trovadores de los países vecinos, como Ali Farca Touré (Mali) y Saidou Ba (Mauritania), destacan las ejecuciones de Mahfud Aliyen. Acompañado por la guitarra eléctrica de Nayim Alal, el t´bal y los coros de Tarba Bibo y Serguela Abdi (Viva El Polisario, Sin Secreto), y también "a capella", como en Lumaya, la voz de Mahfud tiene la tersura, la emoción y las sombras melódicas y tímbricas de los "field hollers" americanos, del blues tradicional sureño. Salvando las distancias geográficas y lingüisticas, pero nada más que eso, porque también responden a un equivalente impulso expresivo de autoafirmación y de independencia. Afinaciones equívocas según la ortodoxia musical europea; extraordinario poder comunicativo, no importa en qué idioma se escriban los textos -que, por supuesto, no se escriben.
El guitarrista Nayim Alal despunta como un consumado maestro de su instrumento; arpegios, martilleos y ocasionalmente "bendings" que acierta a dosificar con sorprendente versatilidad, tanto en las piezas modales como en aquellas que siguen patrones de acordes primarios y secundarios familiares a nuestros oídos. En estos últimos, a menudo con el añadido oportuno, pero no excesivo, de teclados, sazo, bajo eléctrico e incluso acordeón, el resultado confluye hacia sensaciones muy positivas, de una hermosa vitalidad y buen talante. Estribillos pegadizos en I-IIm (Madre, No Llores Por Mí) y I-IV (el formidable dúo ¡Qué Importan las Penas!, con el cantante y guitarrista acústico Alí Mohamed y la cantante Mariem Salec) producen el efecto de un oasis de optimismo en medio de la ya larga, muy larga batalla.

F. J. Rodriguez
Guitar Club, 1998